miércoles, 17 de junio de 2015

CREER QUE SE AMA

Hola a todos.
Hacía mucho tiempo que no me pasaba por este blog. Sin embargo, no he podido resistir la tentación de volver a abrirlo.
Esta reflexión he preferido hacerla en este blog. Me he inspirado en el personaje de Dillon O' Hara para realizarla.
Todo el mundo busca el verdadero amor. Dillon lo encuentra.
Sin embargo, las cosas no siempre son fáciles. A veces, uno puede confundir los sentimientos.
Le ocurre cuando conoce a Samantha. Dillon sufre mucho antes de que sus caminos se crucen.
¿Se enamora Dillon realmente de Samantha? ¿Cuántas clases de amor existen? Se puede definir el amor en todas sus vertientes. Está el amor pasional, que puede confundirse con el deseo carnal. También está un amor que es mucho más dulce y que puede confundirse con la amistad. ¿Cuántas veces puede enamorarse el ser humano a lo largo de su vida? Son muchas las veces en las que pensamos que nos hemos enamorado. En otras ocasiones, sólo entregamos nuestro corazón una vez. Al hacerlo, no volvemos a entregárselo a nadie. Le pertenece a una única persona. Nuestro amado...
¿Qué siente Dillon cuando besa a Samantha?
Es probable que sienta deseo físico hacia ella. Samantha es una joven muy atractiva.
Él está lejos de su casa. Está lejos de sus seres queridos.
Samantha está cerca. Ella está completamente entregada a él.
Lo ama de forma ciega. No le importa quién es. Sólo quiere que estén juntos. Que lleguen a casarse algún día. Poder ser felices. Fundar una familia.
Es un deseo muy válido. Dillon también siente lo mismo.
Quiere olvidar a la que ha sido su verdadero gran amor, Catherine. ¿Se puede olvidar a un gran amor?
Ese gran amor no llega a olvidarse nunca. A veces, su presencia nos persigue. Podemos fingir que no ha existido. Podemos intentar no recrearnos en el recuerdo de esa persona. Parece fácil. Pero, en la realidad, no es nada fácil. Sobre todo cuando sabemos la realidad.
Que esa persona nos sigue amando. Que puede estar sufriendo por nosotros.
Dillon y Catherine no se separan por gusto. Se separan porque les obligan a estar separados. Dillon no sabe hasta qué punto puede hacer daño una mujer despechada. Theola, la prima de Catherine, se ciega. Cuando los celos nos dominan, dejamos de ser nosotros mismos. Hacemos daño sin pensar.
No nos damos cuenta de ello. Tan sólo queremos vengarnos. Hacer sufrir al que nos ha hecho sufrir.

 Theola Warrick. Una mujer celosa...Y despechada...

La presencia de Catherine en la vida de Dillon es como la de un fantasma. No puede verla.
Pero no puede dejar de pensar en ella. Eso ha llegado a ocurrir en la vida real. Al amar con tanta intensidad a alguien, luego, cuando la relación se rompe, nos deja un dolor insoportable.
Aparece otra persona en nuestras vidas. Alguien que está dispuesto a darlo todo por nosotros. A entregarse en cuerpo y alma a nosotros. Sin embargo, no podemos dejar de pensar en esa otra persona. Es como un acto involuntario. Intentamos olvidarla. Centrarnos en nuestra actual pareja.
Disfrazamos de odio lo que, en realidad, es amor. De ese modo, intentamos no herir a nuestra actual pareja. Y lo único que conseguimos es todo lo contrario.
Nuestra pareja sufre. Se siente poco querida. No entiende lo que nos pasa. No comprende que sigamos pensando en esa otra persona que tan destrozado nos dejó el corazón. Es como estar viviendo con un infiel. Con alguien que nos está engañando.
Sin embargo, nos está engañando con la mente. Y eso es todavía peor.
Porque está metiendo dentro de nuestra casa a esa otra persona. Llega a sentir la presencia invisible de quién le hizo daño a su pareja. Y nosotros nos cuestionamos lo que sentimos.
¿De verdad seguimos enamorado de nuestra anterior pareja? ¿Amamos realmente a quién está a nuestro lado?
¿Qué es lo que se puede hacer en estos casos? Es una respuesta muy difícil de dar.
Pero, en una situación así, es fácil que la relación de pareja actual se vaya deteriorando. Que empecemos a cuestionarnos muchas cosas. Si existe el verdadero amor, la relación sale adelante.
Se olvida el pasado. Pero, cuando no existe el verdadero amor, la relación acaba rompiéndose. No hay otra vuelta de hoja.
No puedo decir lo que hará Dillon. ¿Ama realmente a Samantha?
¿O sigue enamorado de Catherine? De acuerdo, es una novela. Pero también ocurre en la vida real.

Dillon O' Hara, nuestro confundido personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada