miércoles, 13 de agosto de 2014

EL FRUTO PROHIBIDO (ÚLTIMA PARTE)

Hola a todos.
Todas las historias tienen un principio, pero, por desgracia, también tienen un final.
Hoy, os traigo la última parte de mi relato El fruto prohibido. 
Para poder seguir leyendo la historia de amor entre Lucía y Ethan, la podéis leer en mis novelas Un amor imposible y Con el corazón roto. 
Se puede decir, lo confieso, que estas escenas son más bien eliminadas de ambas novelas, pero no he querido desecharlas.
También ha sido un puedo y no quiero, porque pensé en un primer momento en emparejar a Freddie con Abby y, al final, no lo hice.
Es verdad. Hubieran hecho una bonita pareja.
Más adelante, le añadiré un epílogo. O eso espero.
De momento, os dejo con esta última parte.
Os agradezco de corazón las veces que habéis leído esta historia. Y vuestros comentarios también son muy importantes para mí.
¡Mil gracias por todo!

                                 Ethan estaba agachado recogiendo patatas en compañía de Freddie. El Sol estaba en lo más alto del cielo.
                                El ruido de los cascos de un caballo llamó la atención de Freddie.
                                Reconoció a la joven que montaba a una yegua de costado. Le dio una palmada en el hombro a Ethan. Era Lucía.
-Ha venido a verte-le indicó.
                                 Los dos dejaron de recoger patatas. Freddie dedujo que había llegado el momento de dejarles solos.
                                 Se metió dentro de la casa.
-¿Qué estás haciendo aquí?-le preguntó Dawn, quien se encontraba partiendo unas zanahorias.
                                 Lucía, al ver a Ethan, detuvo a su yegua. Desmontó de un ágil salto. El corazón de Ethan empezó a latir a gran velocidad al verla.
                                 Los dos se fundieron en un fuerte abrazo nada más verse. Los labios de Ethan se apoderaron de los labios de Lucía con pasión. Estuvieron besándose durante mucho rato. Se besaron tan apasionadamente que Lucía pensó que se desmayaría. Rodeó con sus brazos el cuello de Ethan.
-Nadie entiende que lo único que quiero es estar contigo-se lamentó Lucía.
                                Se separaron apenas unos centímetros. Ethan pensó que, al menos, Freddie apoyaba aquel romance.
                                Sin embargo, Dawn no lo veía con buenos ojos. Creía que Lucía Parrado podía llevar a Ethan a la perdición. Contra su voluntad, el recuerdo de Dillon O' Hara pasó por la mente de Dawn. Dejó de pelar zanahorias. No quería pensar en el hijo mayor de Sean. Pero...Después de todo, era también hermano de sus hijos. Hermano por parte de padre...Dillon llevaba la misma sangre que llevaban Ethan y Freddie. Y, para su desgracia, Ethan se encontraba en una situación similar a la que había vivido tiempo atrás Dillon.
-A Dillon O' Hara le dieron una paliza hace unos años-le contó a Freddie.
-Livie me contó que se cayó del caballo al poco tiempo de morir su madre-recordó el muchacho.
-El chico le mintió. Le dieron una paliza porque se enredó con la ricachona inglesa. Luego...Se marchó del pueblo.
                             La prima de aquella joven, Theola, pregonó a los cuatro vientos que había visto a Catherine y a Dillon besándose en el granero de los O' Hara.
                             Dawn vio, a través de la ventana, a Ethan llenando de besos el rostro de Lucía.
                             Alguien podía sorprenderles besándose.
-Es un caso distinto, madre-le aseguró Freddie.
                             Fuera, Ethan no quería separarse de Lucía. Sentía mucho miedo. Pero admiraba el valor del que hacía gala Lucía.
-Siento que no te merezco-se lamentó-Vales mucho más que yo, Luci.
                            Ella le miró con adoración.
-Eres el hombre al que mi corazón ha escogido-afirmó.
                           Los dos se sonrieron. Volvieron a abrazarse.
                          Volvieron a besarse de manera larga y dulce.
                           Ethan pensó que valía la pena luchar por estar al lado de Lucía. La amo, pensó con decisión.



No pongo FIN porque la historia sigue en mis novelas.
Si me decido a hacer un epílogo, tendrá como protagonistas a Freddie y a Abby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada