martes, 15 de abril de 2014

EL PATRÓN

Hola a todos.
Hoy, vemos cómo Charles encuentra una aliada en sus amores con Kate en la persona de su hermana Holly, la futura cuñada de Kate.

-¡Por favor, Charles!- rió Holly- Tú no tienes experiencia en asuntos de cama- Al menos, que yo sepa, se dijo Holly.
 - Ni tampoco en el amor, hermana- repuso el joven, muy serio-No sé si conoces a lady Katherine Frances Saint Leger. Pero te aseguro que no existe mujer más hermosa en toda Inglaterra que ella. 
                      Holly y Charles salieron a dar un paseo por el pueblo a pie. Holly no podía soportar los preparativos de su boda con Malcolm. Estaba empezando a arrepentirse de la locura que había cometido semanas antes. 
-Sé que si me engaña con otras mujeres, me moriré porque no podré soportarlo. No el engaño, (podría tolerar una infidelidad suya porque le quiero de manera loca y no pienso más que en tonterías), si no el hecho de que las ame.
                    Holly hablaba con mucha pasión. 
-Te estás enamorando de Malcolm-observó Charles-Y tienes miedo de que te haga daño. 
-Él no me ama-afirmó Holly-Y yo me estoy enamorando de él. O de la idea de que él va a ser mi marido y no me quedaré soltera. 
-¿Tienes miedo de que yo pueda estropear tu boda? 
                   Holly sabía que Charles no era su hermano, pero eso no le importaba. Seguía siendo de la familia, al ser el hijo de su tío el duque. 
-Deberías de haber heredado el ducado de mi tío-opinó Holly-Entonces, los Saint Leger te querrían. 
                    Charles era fuerte y solía practicar esgrima. Las pocas veces que había estado en Londres había practicado boxeo. No se parecía en nada a Malcolm. Y tampoco era un crápula, como lo era Kyle. 
                     Holly era una joven muy hermosa, la más hermosa de todo el pueblo, y muy fuerte. Pero todos la deseaban por su belleza que por su fuerza. Había tenido mucho éxito en su puesta de largo en Londres. Pero los años pasaban rápidamente. Y los padres de Holly deseaban verla casada cuanto antes. 
                     Se habían publicado las amonestaciones. La boda se celebraría en cuestión de semanas y los nervios se habían apoderado de Holly. 
-De momento, vamos a centrarnos en tu boda-decidió Charles. 
                   Holly y Charles eran los menos de la familia Burton-Jones. Antes de la puesta de largo de Holly, sus padres habían casado a sus dos hijas mayores. Los tres hijos mayores de la familia también se habían casado. Los cinco habían celebrado buenas bodas. Los tres hijos mayores se casaron con ricas herederas. Las dos hijas mayores se habían desposado con aristócratas con tierras y con dinero. 
-No soy la única que se está enamorando de un Saint-Leger-comentó Holly-Tú te estás enamorando de mi futura cuñada. 
-Es cierto-admitió Charles-Ya estoy enamorado de Kate. Y no sé qué hacer. 


-Ya tiene dieciocho años y es muy bonita, según me cuentan-dijo Holly.
-Sus hermanos la han tenido muy controlada durante toda su vida-dijo Charles. 
-Conozco las fechorías que ha cometido Kyle. 
-Lady Katherine no es tonta. Está al tanto de lo que hace su hermano en Londres. Por algún motivo, ella no quiere viajar allí para ser presentada. Lo dice todo el mundo. 
                     La posada del pueblo estaba abierta. Vieron a una pareja entrar en ella. 
-Puede que ese motivo seas tú-opinó Holly. 

1 comentario:

  1. Me gusta el personaje de holly, te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar