sábado, 19 de abril de 2014

TYLER Y JANE

Hola a todos.
Hoy, me gustaría compartir con vosotros un fragmento de mi novela Con el corazón roto. 
Cuando empecé a subirla a mi blog "Un blog de época", yo hablaba de que Olivia, la protagonista, tenía dos hermanos mayores, Dillon y Tyler, los cuales habían abandonado el pueblo tiempo atrás para marcharse a Inglaterra. De ellos sólo se tenían noticias a través de los comentarios que hacía Olivia con Sean y de las cartas que recibían.
Pero sentía que la historia cojeaba bastante de ahí porque parecía que se habían ido sin más. Sin tener una razón para irse. Al imaginar a Dillon y a Tyler, yo les veía muy pegados a sus raíces y a su pueblo. No podían irse así como así sin tener una razón. De modo que decidí darles una razón, aunque sea tópica. Un amor que se frustra. En el caso de Dillon, la familia de su amada es la que hace que se separen. En el caso de Tyler, es la muerte quien le arrebata a la chica de la que está enamorado.
Sin embargo, empecé a meterme de lleno en cómo sería su vida real (no la que cuentan en sus cartas, sino la que ellos viven) en Inglaterra. Los dos están casados. Los dos dan a entender que no son felices en sus matrimonios.
En este fragmento, vemos una escena entre Tyler y la joven inglesa con la que se casa, Jane. La acción tiene lugar antes de que ambos se fuguen a Gretna Green para casarse.

                      Tyler y Jane dieron un paseo por Primrose Hill, la colina situada en el lado norte de Regent Park.
                      El que organizó la cita fue Tyler, quien le envió una nota a Jane citándola en Primrose Hill, a las cinco y media de la tarde; Jane acudió a la cita sola, sin llevar consigo a su doncella, ya que le dijo a sus padres que iba a tomar el té con su amiga Julie.
                     Tyler no sabía qué iba a pasar entre Jane y él. Mientras caminaba al lado de la joven, trató de imaginarse así mismo compartiendo su vida con ella. A lo mejor, pensó, podía ser la mujer que le hiciera olvidar a Daphne.
                      Eso nunca pasará, pensó Tyler.
                     Jane se percató de que Tyler estaba pensativo.
-Entiendo que piense que estemos cometiendo una locura-dijo Jane-Yo también lo pienso. Tengo miedo de que nos descubran. Mis padres podrían castigarme. Me encerrarían en mi habitación. Me enviarían lejos. O me encerrarían en un convento. Yo no soporto estar encerrada. Necesito salir a la calle y respirar aire puro.
-El aire de Londres está muy contaminado por culpa de las fábricas-bromeó Tyler.
-Estoy hablando en serio.
-Veo que no ha nacido para permanecer encerrada en ningún lugar y eso me agrada.
                     Se detuvieron y Tyler cogió la mano de Jane.
                     Se separaron cuando una pareja madura pasó por al lado de ellos.
-Y yo noto que no se está acostumbrando a vivir en esta ciudad-observó Jane-Yo tampoco soy feliz viviendo aquí.
                   Tyler admiró el cabello de color rubio con algunos destellos rojizos de Jane. Lo tenía rizado de forma natural. Era alta, como lo era Olivia. Y su figura era esbelta.
                    Tyler deseaba desesperadamente llegar a enamorarse de Jane.
-Entonces, los dos nos encontramos solos en esta ciudad tan grande-opinó Tyler-Aunque mi hermano viva aquí, nunca le veo.
                      Jane podía ayudarle a olvidar a Daphne. Sentía la herida que estaba abierta en su corazón desde la muerte de su amada cada vez más dolorosa. Jane alzó la mano y acarició con ella la mejilla de Tyler.
                       Estaba sumido en una profunda pena de amor. A ella le pasaba lo mismo. La habían separado del hombre al que amaba con todas sus fuerzas, Robert. Su familia nunca aprobaría su boda con un vaquero texano. Casarse con Tyler sería la venganza perfecta contra su familia por haberla separado de Robert. El hombre que más había amado. Pero Robert estaba muerto. Había muerto junto a la mujer con la que le habían obligado a casarse. Porque Jane estaba segura de una cosa. Robert la amaba. Le habían obligado a casarse con la tal Gillian.
                    Robert había querido estar al lado de Jane y no pudo. Seguramente, le amenazaron con algo. O le hicieron chantaje. Jane no quería ni imaginar a Robert enamorado de Gillian.
                    Habría sido demasiado insoportable para ella.
-Al estar juntos, dejamos de estar solos-le hizo ver-Podemos estar toda la vida juntos.
                       Jane se arrepintió de haber sido tan atrevida. Pero Tyler necesitaba su ayuda de forma casi desesperada. Y a ella le pasaba lo mismo.
                         Podían casarse e intentar ser felices los dos juntos.
                         Tyler posó su boca sobre la boca de Jane. Los dos se fundieron en un beso largo y profundo, deseando poder olvidar a las personas que ocupaban realmente sus corazones. Jane correspondió al beso que le dio Tyler con la misma intensidad con la que éste la besó.
                        Jane decidió ir a ver a sus amigas.
                       Julie y Merrilyn estaban en casa de la primera.
-Vosotras sois las primeras en saberlo-anunció Jane al entrar en el salón.
-¿Qué vas a hacer?-se inquietó Julie.
-Voy a fugarme con mister O' Hara-contestó Jane con firmeza.
-¿Te has vuelto loca?-se escandalizó Merrilyn-A tus padres les dará un soponcio cuando se enteren.
                       Jane no quiso prestar atención. Sus padres le importaban a ella un ardite. La habían separado de Robert.
                       Lo único que quería era vengarse de ellos. Deseaba vengarse de la sociedad por haberle impedido ser feliz al lado del hombre que realmente amaba.
-Si te casas con mister O' Hara, vas a ser una desgraciada-le advirtió Julie-¿Lo has pensado bien? ¿Acaso sabes lo que significa vivir al lado de un hombre al que no amas?
-Mister O' Hara tampoco me ama-contestó Jane con tranquilidad-En ese aspecto, no hay problema.
-¡La muerte de ese patán te ha nublado por completo el juicio!-la acusó Merrilyn.
                         Estaba horrorizada.
                         Sin embargo, Jane había tomado una decisión. No pensaba dar marcha atrás. En los próximos días, se fugaría con Tyler.
                         Irían a Gretna Green a casarse.

  Tyler.

  Jane.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada